The Secret Goldfish

Side B
fossarian:

i had learned early to assume something dark and lethal hidden at the heart of anything i loved. when i couldn’t find it, i responded, bewildered and wary, in the only way i knew how: by planting it there myself

fossarian:

i had learned early to assume something dark and lethal hidden at the heart of anything i loved. when i couldn’t find it, i responded, bewildered and wary, in the only way i knew how: by planting it there myself

La bailarina

La bailarina 
Mori Ōgai

Hubo que añadir que, entre los estudiantes japoneses que residían en Berlín en aquella época, había un grupo muy influyente con el que yo no me entendía en absoluto. Al principio solo mantenían una actitud de sospecha y envidia respecto a mí, pero al cabo de un tiempo, llegaron a culparme de faltas que yo no había cometido y lograron hacerme caer en su trampa. Debían de tener una buena razón.

Atribuyendo a mi orgullo y altivez el hecho de que ni siquiera me dignase a beber ni a jugar al billar con ellos, unos me ridiculizaban y otros me envidiaban. Pero, en realidad, se comportaban así porque no me conocían en absoluto. ¿Cómo podía conocer otra persona la razón de mi comportamiento cuando ni siquiera yo mismo sabía cuál era? Mi corazón se comportaba como las hojas del árbol de la seda, que se encogen y rehúyen cuando se las toca; tan inseguro de mí mismo como una tímida doncella. Desde la época de mi adolescencia, siempre había seguido al pie de la letra el consejo de mis mayores y había optado por el camino del aprendizaje y la obediencia. Si había triunfado, no era a causa de mi propio valor”.

(…)

Es posible que en los camerinos del teatro se maquillen y se vistan con llamativos atuendos, pero es más que probable que fuera de allí no dispongan a menudo de ropa suficiente para sí mismas, ni de alimento, y que la vida resulte muy dura para aquellas que deben mantener a sus padres o a sus familias. Se suele decir que como resultado de todo ello, muchas acaban cayendo en la más baja de todas las profesiones.

Que Elise hubiera escapado a ese nefando destino era debido en parte a su naturaleza modesta, pues se conformaba con poco, y en parte a la cuidadosa atención que siempre le dispensó su padre. Siendo una niña se aficionó a la lectura, aunque lo único que sostenían sus manos eran pobres novelas tomadas en préstamo en bibliotecas ambulantes conocidas por el nombre de colportage. Fue después de conocerme, cuando empezó a leer los libros que yo le prestaba y, poco a poco, su gusto literario mejoró sustancialmente”. 

euo:

“I think we’re just gonna to have to be secretly in love with each other and leave it at that”
The Royal Tenenbaums (2001) dir. Wes Anderson

euo:

I think we’re just gonna to have to be secretly in love with each other and leave it at that”

The Royal Tenenbaums (2001) dir. Wes Anderson

You see, there are still faint glimmers of civilization left in this barbaric slaughterhouse that was once known as humanity. Indeed that’s what we provide in our own modest, humble, insignificant… oh, fuck it.

(Source: sansastartk)